blog

Hola, soy Alberto Pérez y quiero compartir con ustedes mi historia, que parte de la inexperiencia que puede tener un chavo a los 18 años de edad,  cuando todo se  toma como  un juego… Mi familia y yo habíamos estado pasando por problemas económicos muy fuertes, incluso mi padre estaba a punto de perder el trabajo. De casualidad conocí a unos chavos que rendían tributos al Diablo, su “animal”, como ellos le llamaban. Ellos hacían rituales y sacrificios de animales a cambio de sus demandas. Los rituales  se llevaban a cabo en un parque al sur de la ciudad de México, donde se reunían todos a las 3:00 am, con las muñecas sangrando y unidos uno con el otro en forma de 6. Cada uno le pedía un deseo, y el demonio concedía solo dos; a quien se lo concediera, este tenía que  pagarle el favor ya sea matando a un animal...

Esta historia comienza cuando  Manuel Sánchez de 25 años… Conoce a una chica hermosa en una fiesta, la cual tiene cultos muy arraigados, entre ellos el tattoo de los “3 puntos”. Ambos se conocen y hacen química al momento. La chica es algo alocada, le gustaban las experiencias fuertes y pertenecía a una banda. Con el paso del tiempo, Manuel también se fue involucrando a la banda y comenzó a meterse en problemas. La policía los detuvo varias veces por realizar acciones prohibidas en la calle, beber en vía pública, entre otras. Con estas acciones y las continuas veces en que la policía los sorprendía, ella le propone hacerse un tatuaje en la mano de tres puntos, que significa que si la policía los detiene, juras que: NO DICES, NO VES y NO OYES nada de lo que se habla en la organización, y eso haría ms fuerte su relación. En una ocasión, Manuel...

A.O. mujer, 50 años Su  historia   inicia en  1994… “Cuando  a mi cuñado   le detectan   que es  cero positivo,  mi  esposo  decide apoyarlo incondicionalmente   y yo,  siendo solidaria, decidí tatuarme el símbolo  como muestra de apoyo  a los  cero positivo. En ese momento a mí no me causaba ningún problema. Con el paso  del tiempo,  comienzan  a incomodarme   las miradas de la gente,  pues  muchos creían  que yo era cero positivo.  Mi  esposo  fallece en  el  2008.” Después  de su luto ,ella decide buscar alternativas  para poder eliminar su tatuaje:     “Después de analizar varias opciones, insatisfactorias todas, encontré por fin un lugar que  me dio la confianza para poder eliminar mi tatuaje.” MISSINK AL RESCATE!   Hasta ahora las tecnologías conocidas en México no son seguras, puesto que no confirman la eliminación completa de la tinta, o arriesgan a la completa despigmentación de la piel corriendo riesgos de que la zona quede marcada en blanco, o en...

Llámanos!!

5568226500

CONDESA

Mazatlán 138

SATÉLITE

Pafnuncio Padilla 53-9

COYOACÁN

Miguel A. de Quevedo 542

QUERÉTARO

Plaza Asuán 25 Col. Alámos

× Agenda tu cita